Sobre mí

Mi nombre completo es María Lucrecia Canabal, en honor a mi abuela materna, aunque mucho tiempo después de nacida, descubrí que por parte de papá también había una Lucrecia. Nací en Capita Federal, República Argentina. Antes de iniciar el jardín vine a vivir a Tupungato, provincia de Mendoza, más precisamente en La Arboleda. Nací el 1 de marzo de 1977, y soy la mayor de 3 hermanas mujeres.
Felizmente me casé hace muy poco con Víctor, a quien conocí en la Ciudad de Mendoza, y con quien llevaba un noviazgo a la distancia, que gracias a Dios no llegó a los 5 años.
Mi educación se inició en el edificio antiguo de la Escuela Chaca, con un jardín de infantes del que poco recuerdo. Luego me cambiaron a la Escuela Compañía de María, de la que tengo muchos lindos recuerdos, y para la cual trabajaría muchos años después. Al finalizar la primaria este establecimiento no tenía escuela secundaria, por lo que debí emigrar a la Escuela Domingo Faustino Sarmiento, que además de una base educativa, me dio a 2 de mis mejores amigas.
Seguí mi camino y estudié la Licenciatura en Sistemas de Información en la Universidad Champagnat, también de Mendoza Ciudad, obteniendo la titulación en el año 2001. Para ese entonces, ya hacía un año que trabajaba en la Municipalidad de Tupungato, donde aún me podrán encontrar en el mismo lugar que hace 11 años atrás. Aquí también, coseché más de mis mejores amistades, una experiencia universitaria satisfactoria, y la capacitación que me abrió las puertas laboralmente. Una experiencia, que a mi modesto entender, nadie debería pasar por alto en la medida que le sea posible.
Luego vinieron muchas más experiencias, tanto en lo personal como en lo profesional. Comencé por invitación, pedido, solicitud, cosa del destino, o como lo quieran llamar, a trabajar en la docencia, pasando por todos los niveles educativos (aunque me faltaría incursionar con el universitario). Actualmente, ya digitando un poco más mis elecciones, capacidad que se adquiere luego de 34 años de vida, me encuentro trabajando como docente en el IES 9-009 de Tupungato.
Para finalizar, o mejor dicho para empezar mi presentación, les cuento que sigo avanzando, con muchas metas por cumplir, con una familia hermosa que me sostiene y con la compañía incondicional de Dios.
Seguiré aprendiendo y transitando la vida, tratando de dejar alguna huella por aquí… por este mi blog.

Lucrecia Canabal